Jueves 26 de Mayo de 2022

Hoy es Jueves 26 de Mayo de 2022 y son las 11:02 - // Originarios es una iniciativa de militantxs por los derechos de los Pueblos indígenas de Argentina que formamos parte en diferentes espacios de construcción como la Fundación Napalpi, la Coordinadora de Comunicación Audiovisual Indígena de Argentina, la Agencia de Noticias Indígenas de Argentina y la Dirección de Pueblos Originarios “Emilia Uscamayta Curi” de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional De La Plata.

OPINIóN

29 de diciembre de 2021

INDEC: El Censo que se propone desde el organismo promueve y refuerza la racialización

El cuestionario del Censo Nacional de Población y Vivienda no tiene el consentimiento del movimiento indígena. La pregunta de autoreconocimiento sociocultural y/o étnico tiene un error numérico. Ha incluido una lista de sesenta y cuatro (64) pueblos originarios que ninguna de las organizaciones indígenas reconoce.

Es sabido que en los procesos censales, las variables incluidas son decisiones políticas. En este caso la variable  étnica puede tener más de una dimensión: autoreconocimiento étnico, lenguas propias de los pueblos originarios, territorio y/o hábitat, localización urbana o rural, composición parental no monogámica, etc. El diseño conceptual del cuestionario realizado por el equipo macrista en el INDEC aún hoy tiene la decisión de cómo realizar el Censo Nacional. Esta situación en los dos años de la gestión del Frente de Todos frente es ininteligible. Pero, lo curioso, por decir algo, y con un gobierno fortalecido se sostiene la misma negativa a incluir la pregunta sobre las lenguas indígenas para toda la población argentina, esto evidencia que el racismo institucional sigue intacto.

La pregunta de autoreconocimiento sociocultural y/o étnico tiene un error numérico. Ha incluido una lista de sesenta y cuatro (64) pueblos originarios que ninguna de las organizaciones indígenas reconoce, por ejemplo: pueblo Inca. La propuesta de visibilización estadística para que la respuesta no quede con casilleros en blanco sino que liste los treinta y nuevo (39) pueblos originarios la ha hecho el Tejido de Profesionales Indígenas desde 2019. El instrumento de validación estatal de la cantidad y nombres de los pueblos originarios es el Registro Nacional de Comunidades Indígenas (RENACI) que administra el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), por lo cual resulta al menos curioso que no coincida la lista oficial. ¿Con quién dialoga el INDEC?

¿Otro error? En el censo experimental realizado por el INDEC desarrollado hasta el 12 de diciembre se incluyó la pregunta sobre diversidad lingüística en el E-Censo (censo electrónico). Pero se aplicó solo para las personas que se reconocieron miembros de pueblos originarios. Este modo niega de hecho la existencia de quienes no siendo pueblos originarios hablan una lengua indígena, la entienden o la aprenden. Es claro que la pregunta no capta hablantes de lenguas indígenas que no son parte de pueblos originarios, tal es el caso de lxs quichuistas en Santiago del Estero. Dichos quichuistas no se reconocen quechuas por su origen y tampoco koyas, pero hablan habitualmente la quichua (variedad regional del runasimi).

La pregunta sobre las lenguas indígenas ha sido motivo de alianzas intersectoriales entre investigadores, universidades y activistas indígenas quienes han llevado adelante la recolección firmas para la campaña por la inclusión de la misma durante el presente año. Dicho apoyo popular facilitaría la vía judicial, para garantizar la participación de los pueblos originarios en la etapa pre-censal y en el comité censal.

El  INDEC con el  diseño del CENSO está promoviendo una política de medición poblacional separatista ya que solo es aplicada a los pueblos originarios, segregandolos del resto de la ciudadanía argentina. Todxs lxs ciudadanos tendrían que tener la posibilidad de afirmar en su respuesta que habla una lengua indígena. ¿Estamos en presencia de una política de racialización estadística?

La pregunta sobre diversidad lingüística debe aplicarse a toda la población, esto permitiría medir quienes hablan lenguas de señas, lenguas migrantes y lenguas indígenas. Un mundo de blancos para blancos y un mundo de indígenas para indígenas es la peor política poblacional que podría diseñarse en Argentina post pandemia, ya que niega la posibilidad de la convivencia y mutuo aprendizaje para todas las personas de todas las culturas que vivimos en este país.

Tejido De Profesionales Indígenas De Argentina

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s el primero en escribir uno!